Your Number Story

Apoyo para familias y comunidades

Tan sólo con que a un adulto le interese,
se puede lograr una gran diferencia.

A veces nos preguntamos, “¿qué puedo hacer por mis amigos y mi comunidad?” La respuesta es: mucho.

Una y otra vez, la gente que ha superado la adversidad apunta a un adulto cariñoso de su niñez que le ofreció apoyo y ayuda para lidiar con el problema.

Tú puedes ser ese adulto para un niño. Ya sea que seas un maestro, proveedor de servicio, mentor, pariente, amigo, o vecino, tú tienes el poder de ser una influencia positiva para los niños y las familias en tu vida.

Existe una comunidad activa de más de 50,000 personas que están trabajando en sus propios vecindarios y ciudades para prevenir y atender las ACEs, motivar experiencias positivas de la niñez, y apoyar a los niños y familias.

Explora PACES Connection (Experiencias Positivas y Adversas de la Niñez, por sus siglas en inglés) para aprender más acerca de lo que puedes hacer para ayudar, y para descubrir si hay un grupo en tu comunidad. Juntos podemos crear cambios a largo plazo.

Está científicamente comprobado que las experiencias, el entorno y las relaciones de nuestra infancia pueden ayudar a disminuir los efectos de la adversidad, prevenir o reducir el estrés tóxico y ayudarnos a sanar. La manera en la que los adultos que se preocupan por los niños amortiguan, puede hacer una gran diferencia en sus vidas, que puede durar hasta que sean adultos.

Hay maneras comprobadas de fortalecer a las familias y reducir el riesgo de daño a los niños.

Proteger a los niños es una responsabilidad de la comunidad.

Si sospechas o sabes que a un niño lo están abusando o descuidando, haz clic aquí para tomar acción. Tu decisión puede significar que una familia reciba lo que necesita. Si alguien está en peligro grave e inmediato, llama al 911.

Maneras de Ayudar

Aumenta la resiliencia de quien cuida
Establece Conexiones Sociales
Fomenta el Aprendizaje
Ofrece Apoyo en Tiempos de Necesidad
Fomenta la Aptitud Social y Emocional en los Niños