Your Number Story


Sanarme

  • Relaciones Saludables
  • Consciencia
  • Cuidado a la salud mental
  • Movimiento
  • Sueño
  • Naturaleza
  • Nutrición

Desarrolla y mantén relaciones saludables

Las personas en nuestras vidas, y qué tan seguido nos nos conectamos con ellas, hacen una diferencia en nuestra sanación. Más y más, la ciencia muestra que las relaciones de apoyo pueden amortiguar el estrés y los impactos negativos a la salud que se asocian con ACEs.

Numerosos estudios científicos han comprobado que las conexiones sociales sólidas ayudan para sanar, les ayudan a las personas a superar la adversidad y la tragedia, y desarrollan resiliencia.

Haz clic aquí para entender la ciencia de cómo funciona esto. O explora estas sencillas herramientas para desarrollar relaciones.

Instrumentos

¿Quién es tu gente?
Comunícate con tu persona
ÚNETE A UNA COMUNIDAD

Practica la concientización

Atención plena es conciencia de nuestras experiencias en el momento en el que suceden, sin juzgar.

Podemos usar herramientas como la meditación, el movimiento o el tiempo que pasamos en la naturaleza para ayudar a cultivar este estado.

Culturas de todo el mundo han usado las prácticas de atención plena durante miles de años para mantenerse balanceados, centrados y presentes. Y hay evidencia científica reciente que comprueba los beneficios.

La atención plena estimula la memoria, la concentración y el estado de ánimo mientras que reduce la ansiedad. Nos puede ayudar a controlar nuestros impulsos, desarrollar relaciones más positivas y ver la vida con una mente más abierta.

Para que la atención plena, y en realidad para que cualquier cosa funcione mejor, tienes que practicarla con regularidad. Haz clic en uno de los botones a continuación para empezar.

Instrumentos

Prueba la meditación
Prueba una práctica calmante
ESCRÍBELO

Cuidado a la salud mental

La salud mental nos afecta a todos, y puede impactar cada aspecto de nuestras vidas.

Para los que batallamos con depresión, ansiedad, abuso de sustancias, pensamientos de autolesión o de suicidio, controlar nuestra ira, u otras condiciones relacionadas con ACEs, el cuidado a la salud mental y el comportamiento puede ser muy útil para atender estos síntomas y sentirnos mejor.

Aunque no es algo de lo que hablemos abiertamente y muy a menudo, los pensamientos y comportamientos suicidas son algunos de los retos más comunes asociados con las ACEs.

Tú no estás solo. Consigue ayuda en la Línea Directa Nacional para la Prevención del Suicidio.

Nuestras mentes y nuestros cuerpos están conectados. Así que cuidar nuestras mentes, ya sea nosotros mismos, u obtener ayuda de amigos o familiares, o trabajar con proveedores de salud mental, también puede ayudar con los retos físicos. Los problemas inmunológicos, inflamatorios, cardiovasculares, o metabólicos pueden estar relacionados con el estrés tóxico.

Los cambios en nuestro bienestar mental o emocional, como nuestro estado de ánimo, nuestra energía, o los cambios en nuestras rutinas normales, son pistas. Si nos suceden ese tipo de cambios, esto puede ser una señal de que llegó la hora de pedir ayuda. 

Para muchos de nosotros la mejor manera de empezar cuando estamos batallando con nuestra propia salud mental, es hablar con alguien en quien confiemos, ya sea nuestra pareja, un amigo, o un doctor. Las herramientas a continuación te pueden ayudar hablar con tu doctor, encontrar a un proveedor, y obtener apoyo de personas que están pasando por retos similares.

Puntos principales:

  • La salud mental es salud
  • Casi todos batallamos con nuestra salud mental en algún momento de nuestras vidas
  • Nota cómo te sientes
  • Pide ayuda

Instrumentos

HABLA CON TU DOCTOR
ENCUENTRA UN PROVEEDOR QUE TE ENTIENDA
OBTÉN APOYO DE PERSONAS AFINES

Hora de moverse

El movimiento es un componente clave para sanar de ACEs. Los traumas de la niñez se pueden almacenar a nivel celular en nuestros cuerpos, y el movimiento puede ayudar a liberarlos. El movimiento también puede mejorar nuestra energía y nuestra salud en general, y ayudarnos a mantenernos flexibles y relajados. Comúnmente nos expresamos cultural y espiritualmente a través del movimiento.

 

Sólo recuerda que puedes escoger movimientos que se sientan bien para ti. Lo más importante es integrarlos en tu vida cotidiana, ya sea que salgas a caminar por la mañana o que recibas el día con un estiramiento profundo.

 

Puedes empezar con algo pequeño o dar un paso enorme; depende de ti.

Instrumentos

IDEAS PARA PROBAR
TOMA UNA CLASE (GRATIS) EN LÍNEA
Sacúdete

Duerme un poco

Por muy básico que parezca, el sueño es esencial. Nutre a nuestro cerebro para que podamos concentrarnos, pensar claramente, y recordar cosas de manera efectiva.

No es ninguna sorpresa que el trauma de la niñez esté ligado a los retos crónicos de sueño. Lo bueno es que mientras más usemos cualquiera de las prácticas para sanar, más probabilidades tendremos de dormir bien durante la noche.

Estas son tres maneras de empezar a disfrutar el mejor tu vida:

HACER UNA RUTINA
PREPARA UN LUGAR
ESTABLECER LOS SONIDOS

Disfruta la naturaleza

Estar en la naturaleza mejora nuestra salud, calma nuestra mente y relaja nuestro cuerpo.

Está científicamente comprobado que estar en la naturaleza puede reducir la presión arterial y el ritmo cardíaco, y reducir el estrés y el dolor. Estar en la naturaleza también refresca nuestra mente, aumenta nuestra capacidad de atención, mejora el estado de ánimo y la capacidad de concentración. Incluso si estamos solos, disfrutar la naturaleza nos puede conectar más y generar un mayor sentido de pertenencia.

Estas son tres maneras de adentrarse en la naturaleza.

Instrumentos

EXPLORA LA NATURALEZA EN FOTOS
Salir a la naturaleza
ENCUENTRA UN JARDÍN

Nútrete

Si has tenido problemas relacionados con el comer y con la comida, como problemas digestivos, resistencia a la insulina, diabetes, síndrome de intestino irritable, complicaciones alimentarias y otros retos, las ACEs y el estrés tóxico podrían ser la causa.


El estrés tóxico puede afectar nuestro sistema digestivo y el metabolismo, y en algunos casos, causar problemas graves. Si esa ha sido tu experiencia, es posible que necesites la ayuda de un nutriólogo o un doctor.


Una parte muy importante de nuestro camino a la sanación, sin importar desde dónde empecemos, es comer conscientemente. A veces comemos mientras que estamos en piloto automático, pero poner atención puede hacer una gran diferencia, y también nos puede ayudar a disfrutar mucho más la comida.


Estas son 3 maneras de volvernos más conscientes acerca de nuestra comida y nuestra nutrición:

Instrumentos

COME CON TUS SENTIDOS
PON ATENCIÓN
CONSIDERA LO MÁS BÁSICO